13 julio 2017

Roger McGuinn


Hoy cumple 75 años el músico James Roger McGuinn, conocido profesionalmente como Roger McGuinn (previamente Jim McGuinn) y sobre todo, por haber sido fundador, cantante solista y guitarrista del grupo The Byrds entre los años 1964 hasta 1973. El sonido característico de su Rickenbacker de 12 cuerdas y la técnica de Roger usándola impregnaron el sonido y los arreglos de muchos temas folk de los 60 y aquello empezó a llamarse 'folk-rock'.

Jim McGuinn en 1959
Roger McGuinn nació y fue criado en Chicago, Illinois. Sus padres, James y Dorothy trabajaban en el periodismo y las relaciones públicas, y durante la infancia de Roger habían escrito un bestseller titulado 'Parents Can´t Win'. McGuinn acudió a la Latin School of Chicago y se interesó en la música tras oír por la radio 'Heartbreak Hotel' de Elvis Presley. Pidió a sus padres que le comprasen una guitarra y durante su aprendizaje, recibió la influencia de grupos y artistas como Johnny Cash, Carl Perkins, Gene Vincent y The Everly Brothers. En 1957, se matriculó como estudiante en la Old Town School of Folk Music de Chicago, donde aprendió a tocar el banjo de 5 cuerdas y mejoró sus habilidades como guitarrista.

Jim con el Chad Mitchell Trio
Tras su graduación, McGuinn actuó en solitario en varios cafés del circuito de música folk, donde fue descubierto y contratado como acompañante para grupos como los Limeliters y el Chad Mitchell Trio. En 1962, tras terminar su trabajo con el trio, McGuinn fue contratado por Bobby Darin para tocar la guitarra y cantar voces. Desafortunadamente, un año y medio después, Darin enfermó y se retiró de los escenarios. A continuación, Darin fundó la editora T.M. Music en el Brill Building de Nueva York y contrató a McGuinn como compositor de canciones por $35 a la semana.

Crosby, Clark y McGuinn
En 1963 Roger trabajaba también como músico de estudio para artistas como Judy Collins y Simon & Garfunkel. Al mismo tiempo no se perdía detalle de la música que los Beatles y otros grupos británicos estaban importando a Estados Unidos y se preguntaba como afectaría todo esto a la música folk. A finales de aquel año, Doug Weston le ofreció la oportunidad de tocar en el Troubadour de Los Angeles. Allí se acompañaba de una acústica de doce cuerdas e insertaba en su repertorio de folk clásico sus propias versiones de las canciones de los Beatles. A la audiencia de aficionados al folk (que despreciaban el pop y las guitarras eléctricas) no le impresionaba especialmente, pero a un joven músico afincado en California llamado Gene Clark sí le llamó la atención y, tras conocerse, ambos comenzaron en julio de 1964 a escribir canciones juntos.

Crosby, Jim Dickson y McGuinn
Al poco se les unió David Crosby haciendo voces y gracias a la amistad de Crosby con el ingeniero de grabación Jim Dickson, que realizaba grabaciones privadas, los tres comenzaron a grabar temas como The Jet Set inspirados en los Beatles. Aún tocaban con guitarras acústicas, pero tras ver el film 'A Hard Day's Night', se convencieron de que el rock'n'roll era el camino a seguir. Crosby intentó tocar el bajo, pero le resultó difícil cantar y tocar a la vez. Con músicos de estudio grabaron para Elektra Records los temas 'Please let me love you' y 'Don't be long'. La fiebre que reinaba en Estados Unidos en aquella época por todo lo británico, hizo que la compañía nombrara al nuevo grupo The Beefeaters, pero ni así funcionó el single, que no tuvo la menor repercusión.

Hillman, Crosby, Clarke, McGuinn y Clark
Dickson conocía a un músico de bluegrass que tocaba la mandolina llamado Chris Hillman que andaba en busca de algo nuevo. Aceptó unirse como bajista aunque no lo había tocado jamás. La batería supuso un problema mayor, pero Crosby se acordó de otro amigo, Michael Clarke, a quien había conocido un par de años antes en las playas de Big Sur en California. Clarke tampoco tenía experiencia con una batería de rock; sólo había tocado bongos y congas, por lo que se presentó al primer ensayo con varias cajas de cartón y una pandereta. Los siguientes meses Dickson, que para entonces ya era su mánager, trabajó duro con la banda grabando todos los ensayos para que aprendieran de sus propios errores. Crosby lo recordaba en su autobiografía como una experiencia agotadora, pero el esfuerzo tuvo sus frutos. En primavera de 1965 la banda, que ya había adoptado el nuevo nombre, The Byrds, realizó su debut en Ciro's, uno de los más importantes clubs del Sunset Strip en Hollywood.


Para entonces ya habían firmado un nuevo contrato con Columbia y publicado su primer single, una versión del tema de Dylan 'Mr tambourine man'. En la grabación, el productor Terry Melcher decidió usar a músicos profesionales de The Wrecking Crew, conservando únicamente la guitarra de McGuinn.

El single, publicado en marzo de 1965 no entró en las listas hasta dos meses después. Pero, una vez allí, se vio disparado hacia el nº1 y se mantuvo en el Top10 durante 13 semanas. Celebridades del cine y la TV comenzaron a aparecer por el club Ciro's para conocer la nueva sensación. Medios como Los Angeles Times, Variety y Time publicaban artículos sobre ellos, el beatle John Lennon los alabó e incluso Dylan se unió a ellos en el escenario en una ocasión. Los titulares hablaban de 'la respuesta americana a los Beatles'. En algún momento de todo aquello, alguien llamó la música que practicaban los Byrds, 'folk-rock'.

Lo que habían conseguido, ciertamente fue revolucionario: "Unieron a Dylan con las listas de éxito. Con un fantástico sonido producido por sus armonías vocales y sus guitarras de doce cuerdas, que no tienen nada que ver ni con Dylan ni con el pop de 1965, consiguieron un sonido único y personal que logró unificar folk pop y rock de una manera asombrosa". Al single le siguió el álbum de mismo nombre en el que los miembros de los Byrds ya tocaban sus propios instrumentos y que supuso el empujón definitivo para que muchas bandas de folk en Estados Unidos cambiaran su estructura, adoptando la formación clásica de grupo de rock'n'roll con batería, bajo y guitarras eléctricas.  

Dylan fue uno de los primeros -con gran disgusto de sus seguidores folk- en adoptar instrumentos eléctricos, y siguieron Lovin' Spoonful, Sonny and Cher, Barry McGuire, Donovan y Simon & Garfunkel, en cuyo hit 'Sounds of Silence', también de 1965, el productor Tom Wilson había añadido (sin permiso de Simon) guitarras eléctricas y batería a la canción, convirtiéndolo así en otro nº1. El primer álbum de los Byrds contenía más versiones de Dylan como 'Spanish harlem incident', 'Chimes of freedom' y 'All I really want to do', pero se incluyeron temas escritos por McGuinn y Clark como 'I'll feel a whole lot better', 'You won't have to cry' y 'It's no use'.

Su segundo álbum, 'Turn, turn, turn' siguió con la misma tónica. A la versión del éxito de Pete Seeger que dió título al disco le acompañaban un par de versiones de Dylan y nuevos temas escritos por ellos, como 'It won't be wrong', 'If you're gone' y 'Wait and see'. Sin embargo, en su tercera entrega, '5D (Fifth Dimension)' (1966) se percibió su evolución. Crosby había descubierto a Ravi Shankar y a John Coltrane y durante las giras ponía una y otra vez sus discos al resto de la banda. Estas influencias salieron a relucir en el primer single extraido del álbum, 'Eight miles high', compuesto por McGuinn, Crosby y Clark.

Aquello era algo nunca oido antes en una emisora de pop. Carecía de estribillo, la letra era surrealista y el solo de guitarra inspirado en el jazz y la música india añadían la guinda a lo que seguramente fue uno de los primeros temas de rock psicodélico. Además surgió la polémica sobre si el título de la canción (Ocho millas arriba en el cielo), que según McGuinn se refería a la altura de vuelo del vuelo comercial a Londres, no era en realidad un guiño hacia el consumo de drogas (to be high = estar colocado), por lo que en algunas estaciones de radio, fue prohibida su emisión. Otros temas del álbum escritos por McGuinn fueron 'Mr spaceman', '2-4-2 fox trot' y 'I see you', éste último con David Crosby.


A continuación surgieron los primeros conflictos personales en el grupo, haciendo más patentes las diferencias musicales que existían entre ellos. Gene Clark fue el primero en abandonar, debido a que no soportaba las continuas broncas entre McGuinn y Crosby y por otro lado, por su pánico a volar, lo que hacía difíciles las giras. Se asoció con el músico Doug Dillard, grabó con él un par de álbumes y posteriormente publicó trabajos en solitario, aunque no volvió a disfrutar del éxito que obtuvo con los Byrds.

'Younger than Yesterday' (1967) alejó a los Byrds más todavía del pop comercial abundando en el eclecticismo que Crosby definió una vez como "rock, folk, bossa nova, jazz y afro". Aunque Hillman y Crosby comenzaron a despuntar como compositores con temas como 'Everybody's been burned' y 'Thoughts and words', la Rickenbacker de doce cuerdas de McGuinn seguía dominando el sonido del banda. Por ésta época, McGuinn cambió su nombre Jim por el de Roger, siguiendo los consejos de Bapak, un líder espiritual indonesio, "para conectar mejor con el Universo".

El primer single que se extrajo del álbum, 'So you want to be a rock'n'roll star', satirizaba el negocio de la música; el segundo, 'My back pages', fue una nueva versión de Dylan y según Crosby, que estaba harto de versionar a Dylan, un paso atrás en su carrera. También supuso el último disco de los Byrds en acceder al Top40, ya que su música se había vuelto demasiado sofisticada para las emisoras pop de AM. "Sólo los Byrds, de entre las estrellas del rock, han logrado pasar del estrellato a ser considerados héroes de la contracultura", escribía Sandy Pearlman en Crawdaddy.

Crosby y McGuinn en Monterey (1967)
En junio de 1967 actuaron en el Festival de Monterey, donde Crosby tensó hasta el límite su relación con McGuinn, apareciendo en el escenario -al día siguiente de su actuación con Byrds- junto a Stephen Stills, sustituyendo en Buffalo Springfield a Neil Young, que había dejado la banda poco antes del Festival. Seguidamente, durante las primeras sesiones de grabación del álbum 'The Notorious Byrd Brothers', Crosby fue expulsado de la banda, siendo sustituido por Gene Clark, que volvió a la formación durante sólo unas semanas. Michael Clark, tras la grabación del álbum, asimismo dejó la banda.

McGuinn y Hillman se vieron en la necesidad de contar con otros músicos y en primavera de 1968 reveló la identidad de los nuevos Byrds: además de Kevin Kelley a la batería, la incorporación más importante fue la de Gram Parsons, que aportó un considerable toque country al sonido del grupo. Esto se confirmó con la publicación de 'Sweetheart of the Rodeo' (1968), considerado por muchos el álbum que dio comienzo al movimiento country-rock del principio de los años setenta, con temas como 'Hickory wind' y 'One hundred years from now', ambos escritos por Parsons.

Kelley, Parsons, McGuinn y Hillman
También fue el primer álbum de los Byrds, en el que no destacaba la guitarra de McGuinn. Según declaró a la revista Guitar Player: "Supongo que estaba algo cansado entonces y Gram era un gran músico con una enorme creatividad. Simplemente le dejé hacer y me dejé llevar." En aquel momento las críticas fueron ambivalentes, considerando algunos 'Sweetheart of the Rodeo' una simple copia del country auténtico. Sin embargo, veinte años después se podían leer comentarios como "El último trabajo perfecto de los Byrds. Un álbum sin concesiones y repleto de la misma pasión que sus predecesores."


McGuinn consideró su 'excursión country' una experiencia de un solo disco y pretendía seguir en una dirección musical más cercana al folk genuinamente americano. Parsons, que no estaba entusiasmado con la idea, aprovechó una gira del grupo a Sudáfrica para abandonar el grupo alegando no estar de acuerdo en actuar en un país donde aún se practicaba la segregación racial. Poco después, Hillman abandonó asimismo la banda para unirse a los Flying Burrito Brothers. Más tarde se uniría a Stephen Stills en Manassas, a Richie Furay y J.D. Souther en Souther-Fury-Hillman Band y emprendería carrera en solitario.

En ese punto, Roger McGuinn, que permanecía como el único miembro original de The Byrds tuvo que echar mano de músicos de estudio para terminar el siguiente álbum y con la ayuda de John York al bajo, Clarence White a la guitarra y Gene Parsons a la batería se publicó 'Dr. Byrds and Mr Hyde' (1969), que fue bien acogido por la crítica. Ese mismo año apareció 'The Ballad of Easy Rider', cuyo tema principal, escrito por McGuinn basado en un verso que Dylan le escribió a Peter Fonda en una servilleta, apareció en el film 'Easy Rider'. El verso era "The river flows, it flows to the sea / Wherever that river goes, that's where I want to be / Flow, river, flow" (El río fluye, fluye hacia el mar / Dondequiera que el río vaya, allí es donde deseo estar / Fluye, río, fluye).

Roger le añadió más letra y la música y la canción apareció firmada por los dos en los títulos de crédito de la película. Dylan, que vio un preestreno en un pase privado se opuso y hubo que suprimir su nombre. "Me llamó a las tres de la mañana diciéndome:'¿Qué es esto? Yo no quiero parte de la autoría. Quita mi nombre de ahí!". Para el álbum se grabó una versión diferente y el resto consistía principalmente en versiones y arreglos de temas tradicionales, entre los que no faltó una nueva versión de Dylan, 'It's all over now, baby blue'.

The Byrds en 1973
Los siguientes trabajos, 'Untitled' (1970), 'Byrdmaniax' (1971) y 'Farther Along', no presentaban nada nuevo, exhibiendo los mismos riffs de guitarra que ya comenzaban a sonar caducos. En 1973, McGuinn disolvió la banda. Precisamente ese año se produjo una reunión de los cinco Byrds originales, McGuinn, Crosby, Clark, Hillman y Clarke que generó un álbum, 'The Byrds' (1973), el cual tuvo cierta repercusión en las listas. Se consideró organizar una gira, pero las críticas no alentaron a ello. Fue la última grabación de estudio acreditada a los Byrds.

McGuinn decidió continuar en solitario y pronto se dio cuenta que era más duro de lo esperado. "Cuando has formado parte de un grupo y lo abandonas, parece establecerse psicológicamente en el público una imagen de traidor a una causa común y resulta muy difícil seguir adelante, aunque lo que hagas sea bueno" Y el hecho es que su primer álbum 'Roger McGuinn' (1973) fue un gran trabajo. En Rolling Stone se podía leer: "El álbum más coherente de McGuinn desde 'Sweetheart of the Rodeo'". Aún así las ventas fracasaron. Incluso una colaboración con Dylan yendo con él de gira en su Rolling Thunder Revue no ayudó mucho a interesar a la gente por un Roger McGuinn sin los Byrds. Tras varios álbumes más en solitario, 'Peace on You' (1974), 'Roger McGuinn and Band' (1975), 'Cardiff Rose' (1976) y 'Thunderbyrd' (1977) y algunas colaboraciones con otros ex-Byrd ('McGuinn, Clark and Hillman' 1978), Roger afrontó los años ochenta sin banda y sin contrato discográfico.


Para entonces el sonido que McGuinn y los Byrds crearon en los años sesenta se había convertido en influencia principal en músicos y grupos como Tom Petty, R.E.M., The Bangles y docenas de grupos británicos del post-punk.

Irónicamente, mientras estas bandas emulaban los sonidos eléctricos de la Rickenbacker eléctrica de doce cuerdas, McGuinn se encontraba realizando shows acústicos en pequeños clubs. Pero McGuinn estaba encantado con la situación: "Actuar como independiente sin contrato discográfico es una experiencia reconfortante. Casi llegué al punto de decir: ¿para qué grabar?. Disfrutaba al máximo los viajes y las actuaciones encontrando increíbles y receptivas audiencias"

Poco antes de llegar el año 1990 y aprovechando la inducción de los Byrds en el Rock'n'Roll Hall of Fame, Columbia Records editó un estuche de cuatro CD's repasando la historia del grupo para el cual McGuinn, Hillman y Crosby grabaron cuatro temas nuevos. De repente, McGuinn recibió ofertas de trabajo por todas partes. Apareció en el álbum 'Will the Circle be Unbroken, Vol2' de la Nitty Gritty Dirt Band y tocó la guitarra en el álbum 'Spike' de Elvis Costello.

Su renovada actividad culminó con la firma de un contrato con Arista Records y la publicación de un nuevo álbum, 'Back From Rio'. El álbum fue Top50 y el video de su single 'King of the Hill' fue muy emitido por el canal MTV. Finalmente, en 1991, durante la ceremonia en el Salón del Rock'n'Roll, McGuinn comentó: "Se supone que esto es uno de los premios más prestigiosos y honorables del rock'n'roll, lo que según el término estricto, resulta contradictorio". Actualmente sigue actuando en solitario y publica periódicamente una canción tradicional folk en su página, La madriguera del folk.


No hay comentarios:

Publicar un comentario